Cortador de Cinta Adhesiva

27,95 €

Descripción

La cinta quirúrgica es uno de esos accesorios que todo artista de pestañas utiliza mucho, tanto para ayudar a asegurar los parches para los ojos hasta levantar la piel para alcanzar las pestañas naturales apenas visibles.

¿Pero alguna vez has mirado de cerca tu cinta adhesiva? Cuando la cinta se deja expuesta en el carrito, su superficie pegajosa atrae la suciedad que nuestros ojos no siempre pueden ver a simple vista... ¡Esto hace que la superficie de la cinta pueda ser potencialmente dañina para los delicados ojos de nuestros clientes!

Por eso, un soporte para cinta es esencial para mantener la cinta limpia, segura e higiénicapara usar alrededor de los ojos de tus clientes.

Además, con un práctico cortador incorporado, puedes cortar rápidamente y sin esfuerzo la longitud de cinta que necesitas sin perder tiempo buscando el extremo durante la cita o buscando tus tijeras.

  • Un increíble accesorio para pestañas para mantener la cinta limpia y sanitaria.
  • Diseño "antipolvo" - previene eficazmente la entrada de polvo y mantiene la cinta alejada de las bacterias.
  • No más buscar el extremo y lidiar con la cinta.
  • Corte fácil y rápido de la cinta: ahorra tiempo y corta la cinta fácilmente en líneas rectas y hermosas sin necesidad de tijeras.

Detalles de producto

  • Seguro e higiénico.
  • Reutilizable y ligero.
  • Adecuado para todos los celos quirúrgicos de ½ pulgada, como nuestra cinta 3M Micropore y Dinarex.
  • Color transparente/blanco.

Cómo utilizar

  1. Retira suavemente la cubierta móvil del cortador de celo y abre el soporte de celo separando los dos lados.
  2. Toma tu celo y retira la parte frontal, hasta aproximadamente 1 cm.
  3. Inserta el celo (con el lado adhesivo hacia abajo) en uno de los lados del cortador de celo, asegurando el otro lado y cerrando el soporte. Vuelve a colocar la cubierta.
  4. Para cortar un trozo de celo, simplemente levanta la cubierta del cortador de celo, tira del celo para obtener el tamaño deseado y cierra firmemente la cubierta.
  5. Repite si es necesario para obtener más trozos de celo.
  6. Cuando termines de usar el celo, asegúrate de guardarlo en el cortador de celo para mantenerlo limpio.