Extensiones de Pestañas Para Pestañas Débiles: Consejos y Trucos 

¿Alguna vez te has sentido ansiosa y dudosa al enfrentarte a una clienta que tiene pestañas finas, quebradizas o escasas debido a daños anteriores? Si es así, ¡estás haciendo lo correcto! Requiere un alto nivel de habilidad, paciencia y comprensión de la salud de las pestañas para asegurarse de no infligir más daños. También implica saber cuándo decir que no, aquí están nuestros consejos para equiparte con el conocimiento y la confianza para abordar estas pestañas desafiantes de manera efectiva, asegurando que las clientas se vayan sintiéndose lo mejor posible sin comprometer nunca la salud de sus pestañas naturales.

Evaluación de la condición de las pestañas dañadas 

El primer paso es una evaluación exhaustiva de las pestañas naturales de la clienta. Esta evaluación es crucial para determinar cómo puedes incluso proceder a aplicar las extensiones. Si encuentras pestañas quebradizas, escasas o con signos de daño, absolutamente tienes que ejercer precaución.

En algunos casos, podría ser necesario aconsejar a la clienta posponer la cita de extensión de pestañas hasta que sus pestañas naturales se hayan recuperado a un estado más saludable. Este enfoque no solo protegerá las pestañas de la clienta de daños adicionales, sino que también construye confianza, ya que muestra que priorizas su bienestar sobre los negocios.

Identificando pestañas naturales dañadas | London Lash España

Elección de las extensiones correctas

Si estás aplicando extensiones de pestañas a pestañas debilitadas, seleccionar el tipo correcto de extensiones de pestañas es aún más importante de lo usual. Primero, piensa en fino: las extensiones de pestañas más finas son rey aquí, ya que te permitirán crear abanicos de volumen para cubrir huecos mientras también mantienes esas pestañas seguras. Recomendamos hasta abanicos de 2D usando 0.07, no más de 4D en 0.05, o Pestañas Clásicas con un grosor máximo de 0.12. Considera también que las pestañas planas pesan solo alrededor de la mitad que una pestaña clásica regular del mismo grosor, así que si una clienta viene a ti pidiendo más un look de pestañas mojadas, puedes hacerlas muy felices con pestañas planas sin agregar peso extra.

Una vez que hayas seleccionado tus grosores, es importante considerar la longitud. Aunque las extensiones de pestañas se adelgazan en las puntas, aún agregarán peso extra cuanto más largas sean. Un punto a favor de usar pestañas más cortas es que naturalmente crean una línea de pestañas más densa, por lo que naturalmente se verán más llenas, incluso si tienes algunos huecos o pestañas que no se pueden aplicar.

Técnicas de aplicación

Definitivamente necesitarás ajustar tu técnica cuando trabajes con pestañas dañadas. Por ejemplo, aunque es aconsejable evitar aplicar extensiones a las pestañas bebé, puede haber casos en los que llenar huecos sea necesario para un aspecto completo. En estos casos, aplicar estratégicamente algunos abanicos muy ligeros o pestañas clásicas puede cerrar estos huecos de manera efectiva sin causar daño. Si tienes que aplicar una extensión a una pestaña bebé, es esencial programar a la clienta para un relleno de pestañas en máximo 2 semanas para asegurar que puedas monitorear el crecimiento y la salud de estas pestañas delicadas.

El proceso de aplicación en sí debe abordarse con el máximo cuidado, usando la cantidad correcta de pegamento y dedicando tiempo adicional para verificar si hay pegamentos. Este enfoque meticuloso asegura que cada extensión se aplique de manera segura y firme, minimizando el riesgo de daño.

Cuidado y mantenimiento posteriores 

Después de la aplicación, programar citas de seguimiento cada 2-3 semanas es crucial. Tanto como un relleno de pestañas te permite llenar cualquier hueco en las pestañas y mantener el conjunto viéndose completo y esponjoso, también te permite tomar nota del crecimiento de las pestañas naturales, reemplazar las extensiones y evitar poner tensión en las pestañas naturales a medida que crecen.

Educar a las clientas sobre prácticas adecuadas de cuidado posterior es igualmente importante. Evitar frotamientos bruscos, abstenerse de tocar las extensiones y el uso diario de un champú limpiador para pestañas son todas prácticas que contribuyen no solo a la longevidad de las extensiones de pestañas y a la salud de las pestañas naturales. Proporcionar a las clientas este conocimiento los empodera para mantener la salud de sus pestañas entre citas.

Lidiar con pestañas naturales dañadas o debilitadas requiere un enfoque reflexivo y hábil, y a veces simplemente tendrás que decir que no mientras las pestañas de tu cliente se recuperan y vuelven a su estado natural y saludable. Recuerda que la seguridad siempre viene antes que la estética, así que asegúrate siempre de hacer lo que sea necesario para mantener las pestañas de tus clientes seguras y saludables, para que puedan disfrutar de las extensiones de pestañas durante años.